PINTORA

CECILIA GARCÍA AMARO (1953)

Pintora mexicana autodidacta nacida en Guadalajara, Jalisco.  Inició su trayectoria a principios de los años 80 dirigiendo la galería Disarte en Tijuana B.C.  Durante los primeros 15 años su obra era figurativa con una especial preferencia por el paisaje y temas relacionados con la música. Su formación lírica se desarrolló principalmente en Tijuana B. C., región a la que ha rendido honor a través de su pintura, su canto y su poesía. A partir del 2005 reside en San Ángel, al sur de la Ciudad de México. En el 2011 inaugura la Galería García Amaro, dedicada exclusivamente a la exhibición de su pintura, pero compartiendo ocasionalmente su espacio con fotógrafos, escultores y músicos. Actualmente, su pintura transita entre el expresionismo abstracto y la libertad gestual, equilibrando el rigor de la composición con el azar y utilizando siempre el color como elemento protagónico.

“Para mi, realizar una pintura no es un proceso dirigido por la razón, es un acto espontáneo, una acción corporal dinámica, que me permite exhalar con plena libertad sentimientos convertidos enformas y colores dispuestos en una atmósfera inexistente.”

C. G. A.



 
García Amaro, pintora que empezó a destacar a finales de la década de 1980, ha encontrado cada vez mejor su camino, en cuyos últimos años ya se afincó en el trance pictórico de enfrentarse con la luminosidad del color. García Amaro ha insistido en esa absorbente y huidiza plasmación de la luz, donde rebullesen todos los colores. Todo un desafío. Tradición, realismo y libertad creativa, son sin duda tres niveles de aproximación a la obra de García Amaro.
— Miguel Ángel Muñoz
 

 
La más bella creación sobre la tierra es la mujer y en ella se acumulan muchos dones. Hablo ahora de una pintora, “una voz que madura, una voz quemadura”; y ella ha madurado como artista visual y, por supuesto, como cantora. En ella está la sangre de familia, es decir, el canto, la música, el arrojo y la valentía ya tan escasa en la vida; la valentía de alguien que se lanza al vacío en cada cuadro y a vivir. Mujer que enfrentó los riesgos de estar viva con todo lo que tiene de fatalidad cada historia, sobre todo si se es mujer y artista.
— Juan Manuel de la Rosa, artista plástico y escritor
 


 
Es una artista en el amplio sentido de la palabra, que acomete los temas cotidianos y los transforma de tal manera que nos producen la sensación inmediata de algo distinto, que no tenemos objeción de ver y de seguir viendo y disfrutando; pues nos percatamos como ella convierte lo cotidiano y le da voz, toque de color, de formas, de composición tan suyo y que no obstante, adoptamos como nuestro gracias a su invitación.
— Miriam Kaiser, crítica, ensayista y museógrafa